Estrés

Este concepto de origen ingles que significa tención o esfuerzo terminando en una fatiga crónica, es el mal del siglo XXI. Nuestro cuerpo y sobre todo nuestra psiquis perciben esta serie prolongada de tenciones y esfuerzos fuera de lo común, como una amenaza, que lógicamente hay que tomar en serio.
La búsqueda continua de la excelencia, de la alta productividad, el reto a la innovación y todos aquellos factores que tengan que ver con la búsqueda de resultados satisfactorios pueden ser causas directas del estrés. Esto si estamos en este tipo de situaciones continuamente, en realidad para el organismo y en términos de inconsciente, esto es una amenaza. De esta forma los órganos vitales de nuestro organismo empiezan a sufrir. Así la presión arterial se eleva, el intestino y el estomago se ven afectados por la gastritis y las ulceras, se desregulan el apetito y el sueño y surge el agotamiento, en situaciones prolongadas este circulo vicioso nos lleva a una reacción del organismo en cadena. Aparecen la ansiedad que puede llevar a la persona a una depresión, el insomnio y el nerviosismo se apoderan de la persona, llevándola a tener disfunciones estomacales y a nivel emocional disfunción sexual, lo que puede crear un desequilibrio emocional con la persona que comparta su vida.
Cuando el estrés llega a este nivel toca un punto fundamental emotivo que es la pérdida de la comunicación simbólica y verbal con su pareja, en este estadio el estrés logra tocar los dos puntos de equilibrio de todo ser humano: La afectividad, traducida por la pérdida de confianza en sus seres más cercanos, la pareja. Y el desequilibrio emotivo-racional, pérdida de confianza en sus colegas, colaboradores, jefes o empleados, en general con todas las personas que tengan que ver con su entorno profesional, debido a un sentimiento de riesgo económico o frustración por otros factores.
Pero del estrés también se puede hacer una fuerza positiva y productiva: Existen más de 20 técnicas para controlarlo, haciendo del estrés una fuerza positiva la cual terminamos controlándolo y no al contrario.

Comentarios Cerrados.